Mujercitas

Mujercitas es uno de mis libros favoritos, ustedes pensarán (o capaz no), “un cliché”. Y puede ser, porque hay muchas personas, sobre todo mujeres, que tienen a este clásico como uno de sus favoritos. En mi opinión, un buen lector o lectora, tiene que leer este libro en algún momento de su vida, y no lo digo solo yo, sino que pueden encontrar en millones de páginas que hacen una lista de “los cien libros que tenes que leer antes de los 30” o “los libros que todo lector debe leer”, etc. y en esa lista aparecerán las mujercitas de Louisa May Alcott. Pueden ser válidos o no, eso depende mucho del gusto de cada uno. Pero no nos vayamos por las ramas.

La cuestión es que, siempre cuando estamos ante un clásico de la literatura, hay que ponerse en contexto. ¿En contexto de qué? De todo. Primero que nada situarse en la época en la que vivió el o la autora, eso es algo muy importante porque determina la visión que va a tener la persona que escribe y sobre el tema que escribe. Muchos autores, han sido considerados visionarios o adelantados a su época, por plasmar temas que en su momento no eran tan hablados o que directamente no se podían mencionar. Algunos hasta han tenido que exiliarse porque sus libros podían ser atentados contra la sociedad o “dar ideas” que no eran apropiadas, pero ese podría ser otro tema que podríamos conversar.

Resultado de imagen para louisa may alcott

La autora de este libro, vivió en la época del 1800, en un Estados Unidos movido por la guerra de Cesesión. Nacida en una familia de clase media, ella y sus tres hermanas fueron educadas en su casa por sus padres, que estaban muy involucrados en el activismo en contra de la esclavitud, y otros movimientos como la reforma educativa.

Desde muy joven empieza a escribir relatos y poesía, que publicaría bajo el seudónimod A. M. Barnard. Trabajó como enfermera voluntaria en la guerra lo que la inspiró a escribir historias de hospital, entre otras obras. Alcott se inspiró en su propia vida y en la vida de sus hermanas para crear lo que sería su libro más reconocido, Mujercitas.

En esta novela se cuenta la vida de la familia March, enfocada más que nada en las cuatro hijas, Meg, Jo, Beth y Amy. De clase media, con un padre que se había tenido que ir a servir a la guerra y una madre enfocada en ayudar a todos los que necesitasen, las jóvenes son criadas en la dulzura de un hogar en donde si bien lo material no era de lujo ni sobraba, no faltaba el amor, la confianza, la calidez de poder refugiarse cuando tocaban tiempos difíciles y la unión familiar.

Las cuatro con sus personalidades bien marcadas y sobre todo tan diferentes entre si, tratan de sobrellevar lo mejor que pueden una época difícil, en donde pareciera que las nubes grises se estancaron en el cielo por una larga temporada.

Resultado de imagen para mujercitas
Imagen de la nueva adaptación cinematográfica, con Emma Watson (Meg), Saoirse Ronan (Jo), Florence Pugh (Amy) y Eliza Scanlen (Beth).

Su madre, “Marmee”, como ellas le dicen, es el pilar más importante de la familia, la que da cimiento a cada una de ellas para que sean siempre sinceras con sus sentimientos y sigan el camino que creen es correcto. Ella, más que nadie, entiende que cada una de sus hijas es única y a pesar de que son criadas con los mismos valores, no dejan de ser personas individuales que tendrán caracteres y ambiciones diferentes. Louisa plasma de una forma muy sensible la relación madre e hijas y también muy acertada sobre la relación entre hermanas.

Sin extenderme demasiado les voy a presentar a las protagonistas, estas muchachas que para mi son tan reales. Siento que Louisa al crear a sus personajes inspirados en su propia familia, les dió más que una voz, les dio una vida, una muy larga de hecho.

Tenemos a la sensata y bella Meg, la mayor de las cuatro. Quien aspira a ser una mujer muy protectora y dedicada a la vida de familia. Aunque a veces quisiera vivir con más lujos y tener cosas lindas, sabe que lo importante no es lo material sino ser una buena persona y siempre está dispuesta a aconsejar a sus hermanas y ayudarlas.

Josephine March o como ella lo prefiere Jo, es la segunda hija y la que hace la gran diferencia en esta historia. Ella no cumple con casi ningún parámetro de la época, no aspira a casarse, solo quiere que la dejen escribir y jugar como un niño, y no tener que comportarse de la forma que todos esperan de una muchacha joven.

Después tenemos a la dulce y tímida Beth, quién tiene un don para la música y podría pasar el día tocando el piano. Siempre dispuesta a ayudar en las tareas de la casa sin quejarse, solo anhela una vida tranquila, sencilla y sin demasiadas pretensiones.

Por último viene la pequeña y un poco consentida Amy. Preocupada por siempre tener una buena imagen y caerle bien a todos, es la futura artista de la familia. Muy segura de si misma, sabe lo que quiere para su vida y va a luchar por conseguirlo.

Resultado de imagen para orchard house concord"
Orchard House.

Louisa May Alcott refleja de una manera casi perfecta la vida de las mujeres de su época, y en la que ella misma vivió. Nos presenta mediante estas cuatro muchachitas, cómo es ese transcurso de pasar de la niñez a la tan complicada adolescencia y después a la adultez. Esa lucha constante entre lo que quieren y seguir sus sueños pero a la vez cumplir con “lo que se espera de ellas”.

No solo por la historia este clásico ha permanecido en el tiempo, y cada vez más son sus lectores, sino también por la delicadeza de Alcott al escribir y la realidad tan bien reflejada. Creo que es un libro que tiene vida propia, que sus personajes son de verdad, de carne y hueso, y tiene una sensibilidad tan hermosa que te hace sentir que estas ahí.

No sabría decirles por qué Mujercitas es mi libro favorito, pero lo es desde hace mucho tiempo. Esta historia ha latido conmigo desde el primer día que la conocí. El personaje de Jo siempre me inspiró y marcó un antes y un después en mi vida. En ella vi reflejado mucho de lo que me pasaba y de cómo me sentía. Solo se que si tuviera que quedarme con un libro por el resto de mi vida seria este.

Si todavía no lo han leído los invito a que lo lean, se pueden llegar a divertir mucho con las ocurrencias de las hermanas March. Pueden encontrar tal vez, como yo, un refugio en las palabras de Louisa May Alcott. No quiero dejar de comentarles que se estrenó en el cine el nuevo remake de la película, con muy buenas críticas y actuaciones maravillosas, dirigido por Greta Gerwig que le da una nueva visión a la historia sin perder el hilo conductor.

Espero les haya gustado la reseña y pueden encontrar más información sobre el libro en la página de Me gusta leer Uruguay, a quienes agradezco por esta edición tan linda que tiene la historia definitiva y un prólogo escrito por Patti Smith, en el que cuenta su relación con este libro.

3 comentarios sobre “Mujercitas

  1. Hola, preciosa! Me encantó tu reseña y concuerdo con montones de cosas, sobre todo que es un libro que gana mucho si se lee con cierto contexto. Además, así se aprecian un montón de guiños, como los de la película hacia el final, jiji.
    No será de mis libros favoritos, pero es una lectura entrañable y un clásico indispensable, creo yo.
    Un besote!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Mel, insisto que es muy disfrutable leerte, pero lo es más cuando hablás de aquello que te fascina. Ya hemos hablado sobre Mujercitas y si bien no es mi clásico favorito lo recomendaré pues como advertís en la entrada tiene muchos aspectos positivos.
    Besos

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s