“La verdad sobre el caso Harry Quebert”

El martes terminé de leer el libro “La verdad sobre el caso Harry Quebert” de Joel Dicker, y ¡qué libro!

Imagen relacionada

Voy a tratar de ordenar mis pensamientos para contarles un poco de qué se trata y lo que me dejó. Empezando que cuando lo tuve en mis manos dije, woow es un poco gordo, y me asusté, porque últimamente venia leyendo libros bastante cortos y ligeros. Pero no dejé que eso impidiera seguir, porque ya lo había comprado y tenía mucha curiosidad, ya que en el grupo de BBB se instaló una especia de epidemia Dicker.

Y como la curiosidad mató al gato, me puse manos a la obra y a leer. Me fue atrapando poco a poco, siempre me gustaron los thrillers, el misterio combinados con historias de amor y es lo que pasa en este libro, junta todo eso y vuelca en palabras, historias cruzadas, hechos que se arman y desarman tras las pistas que se van siguiendo, personajes que se hacen reales al punto de encariñarte con ellos, lugares que parecen conocidos y hasta voces que traspasan las páginas.

Me volví una habitante más de Aurora, New Hampshire, donde tiene lugar toda esa historia; fui una expectante y seguí todos los pasos que daban los protagonistas, tanto que por momentos me sentí un poco detective, tratando de atar cabos y sacando conclusiones.

Sinceramente me encantó todo, no le puedo encontrar algo negativo, quedé fascinada con la estructura del libro, de la historia, como va para atrás y para adelante en el tiempo, pero nunca perdes el hilo de lo que pasa en el presente, todo explica una cosa o la otra. Más allá de la historia en sí, eso es lo que más me atrapó, y sobre todo la forma en la que el autor juega con tu mente, te lleva para donde él quiere y luego ¡pum! pasa lo inesperado, aparece un nuevo sospechoso, la historia gira 180 grados y te deja boquiabierta pensando en cómo fuiste tan ilusa de pensar que podías tener razón. Y así te hace seguir leyendo porque querés saberlo todo, descubrir la verdad, ¿quién mató a Nola Kellergan?

Es la primera vez que leo a este señor Joel Dicker y ya me considero su fan, quiero seguir leyendo sus libros, algo que seguramente haga. Pero ahora les cuento un poco sobre todo este misterioso relato.

El libro se compone de tres partes, y cada capitulo empieza con un diálogo entre Marcus y Harry, alumno y profesor, en donde este le deja una enseñanza o un consejo.

La gran incógnita es la desaparición de Nola, una adolescente de 15 años quien desaparece el 30 de agosto de 1975, y después de 30 años encuentran su cadáver enterrado en el jardín de un reconocido escritor, Harry Quebert, quien va preso por ser el principal sospechoso de la muerte de la “pequeña Kellergan”. Tras este hecho, se abre una nueva investigación ya que Harry mantuvo una relación amorosa con Nola.

Es aquí donde tengo que presentar a otro de nuestros protagonistas, Marcus Goldman, alumno y gran amigo de Harry, quien se instala en Aurora en la casa de su mentor, para darle apoyo mientras se prueba la verdad. Pero algo no le suena bien, y este empieza a investigar junto al sargento encargado del caso, Perry Gahalowood. Al principio dudé de este hombre, porque bueno, si lo leen y espero que sí, van a dudar de todo el mundo, esa una de las cosas brillantes de este libro, y así se va desarrollando la trama, presentándonos a cada una de las personas que de una u otra manera están involucradas.

Como dije más arriba, Dicker combina dos cosas, una historia de amor y el misterio, y lo hace de una manera exquisitamente adictiva. El amor, centrado en Nola, un amor prohibido, en secreto, clandestino, algo que lo hace más picante aún. Y el misterio, porque nadie cuenta la verdad, o porque cada uno tiene una verdad, que no es igual a la del otro y que cuentan a medias, ya que todos van a querer salvar su propio culo sin importar si hunden al de al lado y perdón por la expresión pero es la verdad.

La cuestión es que me pongo bastante reflexiva siempre que leo, y me pongo a pensar en algo que se menciona en el libro también que es, la toma de decisiones. Todos los días tenemos que tomar decisiones, elegir, por una cosa o por la otra, y esas elecciones tienen consecuencias, a veces las que esperamos y otras veces no. Es lo que les pasa a los personajes de Dicker, toman decisiones todo el tiempo, y son presas de las consecuencias, de sus actos, de sus secretos.

Me encanta que los personajes sean tan humanos y reales, me los imaginaba a algunos típicos norteamericanos, con sus formas de hablar y de expresarse, como si estuviera viendo una película vieja. Algunas veces me pareció que rozaba lo exagerado o lo ridículo, pero de una buena manera. Así que poco a poco Marcus se va metiendo cada vez mas en la historia, abriendo un abanico de hechos que hacen que todo parezca un laberinto sin salida, hasta que por fin llega a la verdad.

Puedo decir que es, el mejor libro que he leído, sin dudas. Desgarrador, desesperante y adictivo. Si tiene la oportunidad de leerlo, no lo duden, no se van a arrepentir.

Espero les haya gustado mi humilde opinión.

Los saluda,

PicsArt_07-05-11.57.41

Anuncios

10 comentarios sobre ““La verdad sobre el caso Harry Quebert”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s